Uno de los beneficios reconocidos de la simulación es el aspecto visual. Normalmente nos es más fácil reconocer el sistema que estamos investigando visualmente que no bajo un listado de números. Y siempre es más grato, lo que posibilita incrementar la credibilidad del proyecto.

Hay otros beneficios que podemos obtener a través de la simulación:

  • Entender mejor el sistema
  • Mejorar la comunicación de ideas
  • Disminuir costes
  • Probar diferentes opciones fácil y rápidamente

Simular permite a los usuarios entender el sistema que se modela sin incrementar los costes de construir un sistema (si se proponen sistemas nuevos), cambiarlo (si existen uno en funcionamiento) o destruirlo.

¿Por qué simular?

La siguiente lista resume las razones de por qué simular:

  • Reducción del riesgo
  • Comprensión del problema
  • Reducción de los costes
  • Implementación de la mejor opción

 

La simulación permite incorporar cambios e inmediatamente ver los efectos que los cambios producen. Mientras que la simulación no garantiza la solución óptima a ningún problema, es la única técnica experimental cuando los métodos de la matemática formal no pueden reflejar la naturaleza del sistema. (“Operations Research: An Introduction”, H.A. Taha, ed. Wiley & Sons).