En entornos de producción, un modelo de simulación se construye para responder a una serie de cuestiones precisas:

  • Número y tipología de máquinas requeridos para conseguir un objetivo fijado de producción
  • Disposición en planta (layout) de la maquinaria y del flujo de materiales correspondiente
  • Tamaño y ubicación de los posibles pulmones o búferes intermedios
  • Respuestas del sistema ante variaciones del product mix o de la necesidades de producción
  • Utilización óptima de recursos móviles, de transporte (AGVs), de mano de obra
  • Detección de cuellos de botella y otras restricciones
  • Estrategias de inventario de producto terminado, aprovisionamiento, en cursos (WIP)
  • Estudio de la eficiencia (OEE)